escribiendosinbrujula.blogspot.com.es

Mi foto

Intensa y Fervientemente apasionada,  enamorada de la vida.
Vivo por la vida, porqué la vida me da vida, y vida necesito para vivir mi sueños.




AGADECIMIENTO

ESTAS EN TU CASA
Gracias por tu visita,espero estar a la altura, y conseguir
deleitarte con este mi blog.un sincero y cariñoso saludo vuelve cuando quieras

Translate

viernes, 27 de mayo de 2016

REALIDADES



REALIDADES 


No recuerdo exactamente, o quizás no quiero recordarlo, como el ingenioso hidalgo, ya sabe el lector, de cuya fecha no puedo o quiero en este nuestro caso acordarme.

Le pondré nombre, "periodo de la abundancia" la abundancia que había en excedente, si, excedente, pero de necesidad, excedente sí, pero de miseria.

Así quiero plasmar que sobraba, hambre, miseria, penas, nostalgias, y faltaban salidas.  todo esto y más que no menciono daba en propiciar un desequilibrio físico de uno u otro tipo. Los campesinos vivían y trabajaban el campo, pero no sus propias tierras sino las de otros, eran tiempos difíciles, más difíciles quiero decir.

"La tierra es del que la trabaja" dan en decir, pero no, la tierra es de quien es y otros se la trabajan.

 la familia de Frasco trabajaba en casa "los señoritos", sus campos de algodón el ganado y la casa. El padre de frasco trabajaba las tierras y cuidaba los animales, su entregada madre hacia labores en la casona en la cocina, Frasco tenía 5 hermanos más pequeños todos se criaban entre los campos de algodón.

Los señoritos, a cambio les ofrecían cobijo, y una parte del cultivo. vivían, y dormían en la cuadra, en el pajar, había un espacio habilitado, siempre al cuidado de los animales.

Al igual que sus hermanos, nuestro personaje a la escuela fue poco, o nada, primero por qué en la aldea no había escuela, segundo porque aunque contaba con solo seis tenía que pastorear el ganado del señorito.

 Seis años y ya estaba en edad de trabajar había que comer, quizá, no era la máxima aspiración, pero si la principal, paliar el hambre.

Así pasaban días, meses, años, frasco era listo tenía inquietudes y decide que la aldea esa aldea siga siendo, eso, la aldea,
 la aldea dónde nació la aldea donde vivió la aldea de sus raíces.

 Pero se niega a que la aldea, esa aldea sea su prisión, así que frasco decide largarse romper con todo alejarse, huir, del qué dirán, de lo que deja, rompe con las costumbres, el sufrimiento innecesario, Frasco no mira hacia atrás, Frasco mira hacia delante, sin dinero, solo con ilusión y determinación férrea, su valentía su fortaleza, Frasco, el mismo y por el mismo, decide cambiar su vida,  - La vida, es transición- se dice, así que frasco decide avanzar seguir avanzando y ve su horizonte.

Y, si, ese periodo del que hablamos el de la abundancia, el de la necesidad ese periodo, estuvo lleno de Frascos, Frascos valientes Frascos que hicieron crearon construyeron puentes sus, puentes,. esos Frascos, que allanaron nuestros caminos, esos Frascos que su decisión entrega valor, tesón, lucha convencimiento, hicieron que dejáramos de tener abundancia.
Curioso, la abundancia que había en excedente,
 si, excedente, pero de necesidad,
 excedente sí, pero de miseria.