escribiendosinbrujula.blogspot.com.es

Mi foto

Intensa y Fervientemente apasionada,  enamorada de la vida.
Vivo por la vida, porqué la vida me da vida, y vida necesito para vivir mi sueños.




AGADECIMIENTO

ESTAS EN TU CASA
Gracias por tu visita,espero estar a la altura, y conseguir
deleitarte con este mi blog.un sincero y cariñoso saludo vuelve cuando quieras

Translate

miércoles, 14 de diciembre de 2016

REALIDADES DIFERENTES

                       


                         ¿SERA CIERTO? 

                                                                                           

 QUIEN SABE ,TU DECIDES 

                                                                

REALIDADES DIFERENTES



Todos locos, estaban todos locos, unos más otros menos, unos controlaban otros creían controlar, si, así es otros creían controlar, pero eran los controlados.

Hablamos de un manicomio, si, en la ciudad “locos al poder”, el manicomio daba en llamarse, “che, loco que bueno que viniste”

El manicomio, tenía todo en orden, pero como todo no puede ser perfecto, le faltaba un ingrediente, - el raciocinio –

El personal, sanitarios, psiquiatras, psicólogos, gestores, eran buena gente, pero claro solo eso no es suficiente, además hay que ser profesional, que también lo eran, comprometidos, sensibilizados, que también lo eran, responsables, que también, vocacionales sin duda, por dios claro que también lo eran, y ¿quién soy yo para decir o manifestar otra cosa?, quizá otra loca, quizá sí, ¿quién sabe?

Bueno al tajo, estos últimos son los controladores, o deberían, pero recuerda, el tercer párrafo.

Los otros a los que dan en llamar locos,- que hay que ver que feo suena -, pero las cosas por su nombre que no pasa nada, así sin anestesia, sin etiquetas, cada uno, es lo que es y siempre con la cabeza bien alta y mucho orgullo, a cada uno le toca lo que toca luego ya, cuestión de mejoras por cuenta propia
.
Pues nada, hay estamos, en “che, que bueno que viniste”, los gestionadores estratégicos, hacían uso de su imaginación, y recursos, organizando actividades para sus pacientes, y ahí vamos, si señores, gustaban de hacer grupos y ejecutar salidas,

- Al campo en invierno,
- A ver la nieve en verano,
- A un centro comercial en hora punta.
- A comer a un restaurante el dia de reyes

Cosas así, cosas racionales.

Cada profesional solía llevar a su cargo del orden de tres o cuatro pacientes, que desde luego no era excesivo, y perfectamente sin problema se podía controlar.

Pues, siempre, se perdía alguno, siempre, era increíble, se montaba la que no está escrita, ¿cómo era posible que en todas y cada una de las salidas se perdiera algún miembro del grupo?, era irracional.

Los pacientes hartos y desesperados elevaron una carta a los gestionadores estratégicos, solicitando ayuda y aportando una alternativa.
“Hemos cavilado mucho, - decían – y creemos que sería bueno tener un buscador para casos de esos, de pérdidas”

 Ni cortos ni perezosos, con la mejor voluntad, los gestionadores estratégicos, enviaron la petición a lavandería, interpretando que solicitaban un “buscador” para sus ropas, pues era tal el volumen de ropa que desaparecía en la lavandería, que los pacientes se cubrían con hojas de parra.

Así, lo pacientes al recibir la notificación de la lavandería, se quedaron a cuadros, pusieron en marcha la operación “corre la voz”
“No hay carrera, son imposibles reunión urgente”

El jardín donde ejecutaban la misión estaba abarrotao.

-        -                  Es imposible, no hacemos carrera de ellos,- decía un paciente - que               hacía las veces de presidente –
-         -                 Está claro, contestaban al unísono
-         -                 Bien entonces todos de acuerdo – decía el presidente
-         -                Siii, - decían a coro -
-         -                Solucionemos entonces
-         -              ¿Una cuerda? - Se escuchó al fondo -
-         -               Siiii - volvió a retumbar en la sala -
-         -             Aprobado, los llevaremos sujetos unos a otros con una cuerda.

Le encargaron al compañero escribano redactara la petición de la cuerda a los gestionadores, este procedió.

Señores gestionadores, en la última salida, la psiquiatra se nos perdió, montándose un guirigay

La psicóloga es tan tímida que tenemos que acompañarla al baño cuando quiere hacer pipi

Los sanitarios, dos de ellos se desmayaron cuando se atraganto el miki, y tuvimos que atenderlos.

Nosotros no podemos acatar tanta responsabilidad solos, asique solicitamos una cuerda para asegurarnos que no perderemos a ningún profesional, no están las cosas para perder a cuidadores según estamos nosotros.

Por favor es urgente, recuerden que dentro de dos días nos llevan a ver la luces de navidad a las diez de la mañana.

Firmado nosotros los del “Che, que bueno que viniste”