escribiendosinbrujula.blogspot.com.es

Mi foto

Intensa y Fervientemente apasionada,  enamorada de la vida.
Vivo por la vida, porqué la vida me da vida, y vida necesito para vivir mi sueños.




AGADECIMIENTO

ESTAS EN TU CASA
Gracias por tu visita,espero estar a la altura, y conseguir
deleitarte con este mi blog.un sincero y cariñoso saludo vuelve cuando quieras

Translate

lunes, 10 de octubre de 2016

OCTUBRE FUE DIFERENTE



OCTUBRE FUE DIFERENTE



El matrimonio, vivía a las afueras de la ciudad, un lugar bastante solitario, Alex, manifestó su deseo a Ilenia de vivir en la casa que heredo de sus padres en la montaña.

Se trataba de un caserón grande y destartalado, aunque Ilenia con su toque femenino hizo del lugar un refugio bastante acogedor.

No contaban con televisión, y en invierno solían quedar bloqueados por la nieve, Ilenia se hizo con un aparato de radio, el cual la entretenía esas largar horas en las que Alex se encerraba en  aquel sótano a no se sabia que.

- El sótano, guarida de hombres - la decía Alex con una extraña sonrisa.

Ilenia, por su parte, no tenia ningún interés por conocer ese sótano,

- menos trabajo 

se decía, estaba encantada de la prohibición de bajar al sótano, la parecía un beneficio, aparte que solo mirar la puerta de acceso, siempre sin saber a que era debido la provocaba inseguridad, así que Ilenia no albergaba absolutamente ningún interés por aquella guarida.  
  
Realmente no era un viaje por trabajo como le manifestaba a su esposa, los quince de cada mes, Alex se ausentaba de su hogar de su ciudad, estas ausencias a Ilenia, la provocaban algo en su interior que no alcanzaba a entender, una desazón desconocida que realmente la provocan una inseguridad que la atormentaba, sin alcanzar a comprender el origen de la misma.

hacia casi un año que Alex empezó a efectuar esos viajes, venían durando unos tres días, Ilenia, su esposa intuía que era un engaño, que Alex la mentía, nunca pensó que se tratara  de infidelidad, aquello lo hubiera notado, lo hubiese percibido.

A pesar que Alex cuando regresaba de aquellos misteriosos viajes se mostraba reticente en la cama a la hora de hacer el amor con Ilenia, ella lo tenia claro, Alex la mentía, pero no estaba en el lecho de otra mujer.

Aquel viaje, aquel último viaje del quince de octubre duro mas de lo habitual, siempre demoraba tres  días, regresaba cansado, aturdido,  ensimismado, mantenía la mirada perdida durante casi una semana, pero pasados estos siete días, Alex iba retornando a la normalidad, pero este quince de octubre era diferente..

Alex tardo mas de lo habitual, ya habían pasado diez días, y estaba raro, estaba nervioso, aturdido y cualquier visita inesperada le producía un sobresalto desmesurado al que se añadía una violencia extrema.

Transcurrió Octubre, se acercaba el día señalado mes tras mes, ese quince, Alex había salido a realizar unas compras, argumentando que necesita algunas cosas para su viaje,  no era incierto del todo, pero dese luego no se trataba de ese tipo de cosas que quiso hacer creer a Ilenia.

Ilenia, sola en casa, puso las noticias, en su aparato de radio, hablaban de un asesino, un asesino en serie, se oía la voz del periodista de noticias, dando pelos y señales de los brutales asesinatos  de esas mujeres,.

A Ilenia la sobrecogió un tremendo escalofrío, de repente con un impulso desconocido e incontrolable, abrió la puerta que daba al sótano, 

-es mi guarida, Ilenia, no bajes jamas yo me ocupo de todo hay abajo, tengo documentos de trabajo y me dedico a mis hobbys, necesito intimidad.

Martilleándole estas palabras la cabeza Ilenia, atravesó la puerta, llego a otra puerta cerrada a cal y canto, y decidió tirarla abajo, algo la impulsaba, una fuerza desconocida, a base de manipular la puerta consiguió abrirla, horrorizaba por lo que ante sus ojos se exponía, vomitando, llorando, aterrada, subió como pudo agarro el teléfono, y lo hizo, marco aquel numero al otro lado de la linea una voz masculina contesto.

Ilenia,  sin contestar dejo caer  el teléfono de manera que se mantuviera descolgado,

Aterrorizada, salio de la casa, campo través, no paro de andar 
se preguntaba la clase de monstruo con el que había convivido.